Una marca personal es una estrategia de marketing para promocionarse y promocionar su carrera. 

Una marca personal es la forma en que los demás perciben tus habilidades, talentos y cualificaciones. Ayuda a definir quién eres y qué esperas conseguir en tu carrera y en tu sector. Una marca personal refleja tus valores profesionales y tu ética de trabajo. Es única para ti y una parte vital de tu reputación en el trabajo.

La marca personal no es sólo cosa de famosos influyentes y empresas de Fortune 500. Si buscas un trabajo mejor, el reconocimiento del sector o nuevos clientes, crear una marca personal potente es esencial.

Y si crees que no tienes una marca personal, búscate en Google. ¡Voilà! La cuestión es: ¿quieres que cobre vida propia o controlar la narrativa? Si gestionas tu mensaje y cómo te ve el mundo, estarás mejor posicionado para alcanzar tus objetivos profesionales

Estos son algunos de los pasos que te ayudarán a crear una marca personal poderosa.

O031 02

Elabora tu visión de marca

Una visión de marca se escribe como una declaración de misión: en tiempo presente, como si ya la hubieras cumplido. Es clara y ofrece una imagen vívida. Una visión de marca bien redactada te ayuda a pasar conscientemente de tu estado actual a donde te gustaría estar. 

Decide por qué quieres que te conozcan

Si llegara a ser conocido como el experto mundial en un tema concreto, ¿cuál sería? La única forma de crear una marca personal convincente es convertirse en la autoridad reconocida en un área concreta. Investigue la competencia en ese mercado y determine cómo va a diferenciarse.

¿Qué le hace único? Si aprovecha sus dones especiales, tendrá más posibilidades de destacar entre la multitud. Tu marca personal debe ser un fiel reflejo de tus pasiones, habilidades, valores y creencias.

Defina su público

Uno de los peores errores que se pueden cometer al crear una marca personal es intentar atraer a todo el mundo. Por eso es tan importante definir su nicho. ¿A quién quieres servir? Según el estratega de marca Re Perez, «una gran marca empieza por saber quién eres, qué representas, conocer tu mercado y entender tu posicionamiento.

¿Cuál es la percepción que tienes que crear para atraer al público objetivo al que quieres llegar?». Un ejercicio valioso es crear el perfil (o avatar) de tu público objetivo. Cuanto mejor entienda a su público, mejor preparado estará para desarrollar productos y servicios que ellos quieran y necesiten. 

Desarrolle un mensaje coherente

¿Qué mensaje quiere reforzar sistemáticamente en sus contenidos y su marketing? Una vez que decida cuál es, utilice el mismo mensaje en todos sus canales de comunicación. La coherencia genera confianza y credibilidad entre el público.

Además de mantener el mismo tono y personalidad, utilice también de forma coherente los elementos de diseño (como el logotipo). Encontrar tu voz única y mantenerte fiel a ella es una de las claves para crear una marca personal poderosa.

Sé auténtico

Tu marca personal no debe ser un personaje. No es una invención. Debe ser auténticamente usted. Averigua qué te hace diferente. Luego aprende a aceptar esa singularidad y a utilizarla para que la gente te preste atención y busque tu contenido por encima del de los demás. La gente quiere interactuar con la gente, y eso significa ser real.

Determina cuál quieres que sea la personalidad de tu marca. ¿Es más informal o profesional? ¿Interesante o seria? Cuanto más auténtica haga su marca personal, más probable será que los visitantes de su sitio resuenen con su mensaje.

Cree su propio sitio web

Tener un dominio propio es esencial hoy en día, seas quien seas o te dediques a lo que te dediques. Y con todos los constructores de sitios web sencillos que existen, no hay excusa para no desarrollar su propio sitio web. Además, ¡puede ser un proyecto divertido! Es tu oportunidad de crear algo que refleje al 100% quién eres y qué representas.

Construye tu presencia en las redes sociales

Hoy en día, no es fácil tener una marca personal convincente sin una presencia en Internet. Una vez que hayas conseguido tu nombre de dominio, comprueba si está disponible en LinkedIn, Twitter, Facebook y otros canales.

Puedes utilizar herramientas como knowem y NameChk para comprobar si el nombre de usuario que deseas está disponible en cientos de redes sociales. A continuación, reclame sus perfiles en las redes sociales y comparta contenidos con regularidad. Lo ideal es centrarse en una o dos redes sociales al principio.

Es mejor elegir una o dos redes sociales cuidadosamente seleccionadas e intentar publicar de forma constante en ellas, en lugar de hacerlo esporádicamente en media docena. Resista la tentación de utilizar las redes sociales como un púlpito y fomente una conversación bidireccional. De este modo, es más probable que establezca una relación de confianza y continua con su público.