¿Juegas mucho con diferentes escenarios sexuales en tu mente? Eso no es nada fuera de lo común, después de todo somos seres sexuales. Tanto si eres una persona de «átame a la cama» como si te gustan los juegos de rol de princesas de cuento de hadas, las fantasías sexuales pueden ayudarte a entrar en contacto con tu lado más salvaje y tus otros deseos y perversiones.

Las fantasías sexuales más comunes, según un estudio de una reconocida universidad de EEUU son el sexo en un lugar excitante, el sexo con una nueva pareja y ser sumiso. Eso no significa que las mujeres que piensan en estas cosas quiera hacerlas. Tan sólo significa que son excitantes para la imaginación. Y la imagen que pasa por tu cabeza puede realmente hacer o deshacer una sesión de sexo, ya sea por ti mismo o con una pareja.

Si quieres que tus fantasías llamen la atención de tu pareja, echa un vistazo a esta guía paso a paso sobre cómo puedes hacerlo bien y conseguirlo.

1- Sexo oral, el top de las fantasías sexuales

Tanto dar como recibir este tipo de práctica es una de las fantasías sexuales de primer orden en un estudio. Muchas parejas que conozco no se sienten cómodas con el sexo oral y no lo hacen mucho, por unos motivos o por otros. Y como siempre queremos lo que no tenemos, es comprensible que esta sea una fantasía que solemos tener mucho en cuenta. La mayoría de la gente que conozco ve el sexo oral como un acto de sumisión. Sin embargo, puedes elegir ver el sexo oral como un acto de dominación, tomando lo que es tuyo o controlando el placer de otro. Al final, todo son puntos de vista. Elige el tuyo.

2- Sexo en público

Es más común de lo que crees común sentir excitación por el sexo en lugares públicos o semipúblicos como callejones oscuros, baños públicos y cines. La emoción es de ser atrapado y hacer lo que está prohibido e ilegal. Por eso por el hecho de ser un acto arriesgado, es mejor dejarlo a veces como una fantasía.

fantasias sexuales en publico

3- Sexo en un lugar inusual

Puedes tener fantasías sexuales con hacerlo en lugares como habitaciones de hotel o encimeras de la cocina. Tener sexo en estos sitios puede condimentar los actos sexuales que siempre te encuentras haciendo. Estas fantasías pueden ser fáciles de cumplir y deberías discutirlas con tu pareja para hacerlas realidad.

4- Siendo infiel

La idea de engañar a tu pareja y el peligro de ser visto puede ser una de las más grandes fantasías sexuales. Si lo que desea es la frescura de una nueva conexión sexual, tal vez puedas explorar cómo añadir emoción a las actividades de tu dormitorio con tu pareja sin recurrir a la infidelidad.

5- Pegging

El pegging es una práctica en la que una mujer le proporciona sexo anal a un hombre usando una correa. Esta fantasía suele ser el resultado de un deseo subyacente de dominar a su pareja, para variar. Aunque no es para todo el mundo, si es algo que te excita, puede ser algo que valga la pena hablar con tu pareja y poder explorar. Si no hablas con él de este tipo de fantasías sexuales, nunca lo sabrás.

fantasias sexuales dominacion

6- Ser dominda

Un estudio reveló que el 65% de las mujeres anhelan ser dominadas. Algo más comúnmente conocido como que quieren ser empotradas. Muchas más de las que crees fantasean con ser dominadas sexualmente. Es una de las fantasías sexuales que más auge cobraron después del lanzamiento de la saga de 50 Sombras de Grey.

Esto puede significar diferentes cosas para diferentes personas y no necesariamente implica dolor, puede variar desde ser tapada con una venda en los ojos hasta ser sujetada por las muñecas. Es la entrega del control y el poder, lo que puedes encontrar muy sexy.

7- El sexo no es solo cosa de dos

Las fantasías de ser el centro de atención y deseada por grandes grupos de personas pueden tratarse de un anhelo de ser vista y valorada como una persona de valor, o parte de algo mucho más grande que el yo individual. Esa podría ser la razón por la que alrededor del 57% de las mujeres fantasean con tener relaciones sexuales con más de tres personas a la vez.